Las consecuencias económicas de la paz.

Si se hubiera hecho caso a Keynes y no se hubieran impuesto a Alemania unas sanciones tan elevadas,

¿se habría evitado la II Guerra Mundial? (“Si la guerra civil europea ha de acabar en que Francia e Italia abusen de su poder, momentáneamente victorioso, para destruir a Alemania y Austria-Hungría, ahora postradas, provocarán su propia destrucción”. “Si nosotros aspiramos deliberadamente al empobrecimiento de la Europa central, la venganza, un dudo en predecirlo, no tardará”).

¿Se habría conseguido avanzar en una Europa unida?(“nos sentimos con medios suficientes para atizar, en lugar de calmar, el conflicto civil en la familia europea”. “Al concentrarse exclusivamente en los objetivos políticos, y en la consecución de una seguridad ilusoria, pasaron por alto la unidad económica de Europa”. “El Tratado no incluye ninguna disposición para lograr la rehabilitación económica de Europa”).

 

Pero claro, en diciembre de 1919, Keynes sólo tenía 36 años. Y supongo que se le vería como a un pacifista utópico del Grupo de Bloomsbury. Además, a uno de los componentes del Consejo de los Cuatro (a Wilson, el presidente de EEUU) le acababan de conceder el Nobel de la Paz (su principal objetivo era crear la Sociedad de Naciones, uno de sus “Catorce Puntos” propuestos en enero de 1918). Y otro, el francés Clemenceau, tenía una clara sed de venganza y quiso imponer una “paz cartaginesa” (Francia tenía claro que era estratégico para su propio interés reducir el poder de Alemania; pero para Gran Bretaña era peligroso eliminar este rival para Francia).

 

¡Qué sabría Keynes de lo que había que hacer! Su ataque a los principales mandatarios británicos (George), estadounidense, italiano (Orlando) y francés es frontal y personal: “las reparaciones eran su única incursión en el campo económico, y lo resolvieron como un problema de teología, de política, de táctica electora, desde todos los puntos de vista, excepto el del porvenir económico de los Estados cuyos destinos tenían en sus manos”.


Más allá de la batería de datos de libro, que sin duda sirve para evidenciar que la opinión de Keynes estaba muy bien fundamentada, me quedo con su independencia(se opone incluso a su propio gobierno, lo que provocó que no volviera trabajar para él hasta 10 años después) y con su sensibilidad humana, anteponiendo la paz y la reconciliación a la venganza (el Comité Noruego del Nobel se planteó concedérselo en 1924, pero no fructificó. Ese año no le concedieron el premio a nadie).

 

Desde el plano económico, “Las consecuencias económicas de la paz” sirve para entender que no se pueden imponer exigencias imposibles de cumplir (propuso 2.000 millones de libras pero finalmente fueron del orden de 24.000 millones[1]). Se habló mucho de este libro en el rescate de Grecia (aunque las condiciones no tuvieron nada que ver) y se podría utilizar también ahora, cuando varios países necesitan una ayuda financiera externa. Por cierto, durante las negociaciones de la Conferencia de Paz de París (que duraron 5 meses) enfermaron por la “Gripe española” Wilson, George, Clemenceau y el propio Keynes.

Finalizaba el Segundo Reich (que comenzó en 1871) y se iniciaba la República de Weimar que estaría vigente sólo hasta 1933. Esto escribía, en marzo de 1920, en el prefacio de la edición francesa: “Como en Inglaterra, también en Francia las mejores mentes de la nación se han mantenido apartadas y no han leído el Tratado o no lo han entendido. Dejemos que aúnen sus fuerzas para prevenir los peligros que, de no ser así, nos acecharán.”



[1]“Alemania no puede pagar, ni remotamente, esa suma. Por tanto, mientras el Tratado no se modifique, Alemania resulta comprometida a entregar a los aliados, a perpetuidad, todo el excedente de su producción”.

2 COMENTARIOS

  1. No puedo comentar nada sobre este libro porque no lo he leído ni sobre este tramo de la historia porque me faltarían muchos datos, pero si puedo opinar sobre la situación actual.
    Es humano ayudar a las personas y a las naciones cuando estas lo necesitan pero nada es gratis en esta vida y así se le debe hacer ver a la sociedad.
    Si ayudamos a una persona a cambio de nada tiene dos consecuencias:
    1º Desincentivamos las ganas que esa persona pueda tener para buscar trabajo o mejorar su formación para encontrarlo
    2º Y esta es peor desmoralizamos a las personas generadoras de riqueza, asfixiando-las a impuestos cuando ven que este esfuerzo no tiene ningún resultado positivo
    Si hablamos de naciones o regiones ocurre lo mismo ( ejemplo claro el PER en Andalucía. Hoy Andalucía no depende de la agricultura para crecer tiene km de playas y puertos y sin embargo lleva 40 años siendo la región con más paro. Porque? a mi juicio desincentivación de unos y desmoralización de otros
    Al que se le ayuda tiene que dar algo a cambio y algo que le sobra que es tiempo, o para trabajar o para formación. De esta manera valorará más la ayuda, mejorará su autoestima y se mantendrá motivado. Asimismo el que aporta la ayuda aunque le cueste sacrificio verá que su esfuerzo a merecido la pena.

David Cano
David Canohttps://www.elalcazardelasideas.es/
David Cano Martínez 46 años, casado y con 3 hijos. Licenciado en Dirección y Administración de Empresas por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y Máster en Finanzas Cuantitativas por Afi Escuela de Finanzas es socio de Analistas Financieros Internacionales y Director General de Afi Inversiones Globales, SGIIC, empresa especializada en la gestión de carteras y el asesoramiento a inversores institucionales, fondos de inversión y fondos de pensiones. Más de 20 años de experiencia profesional en análisis económico internacional y gestión de carteras. Coautor de una docena de libros de mercados financieros y economía y de más de un centenar de artículos sobre macroeconomía, gestión de carteras, activos financieros, fondos de inversión, derivados, política monetaria y finanzas empresariales. Es profesor de los más prestigiosos centros de postgrado en finanzas españoles, entre ellos, Afi Escuela de Finanzas, y colabora habitualmente en los medios de comunicación. Tweco en la sección mercados financieros de forma ininterrumpida desde 2016 (@david_cano_m). Miembro del jurado de los premios Knowsquare y del Club de Lectura Know Square. Fundador del grupo de reflexión Los Siete del Prado (L7dP).

Suscríbete a nuestra Newsletter


Loading

Otros artículos

Más información del autor

La España vacía

Hay un trasfondo profundo en la España vacía que va más allá de la despoblación del campo, que lleva produciéndose desde hace más de...

Fragmentación de internet y dependencia tecnológica

Hay muchas cuestiones que perturban en el mundo de hoy, y como se dice, las hay más públicas, mientras otras ocurren más bien bajo...

Hábitos y cultura

Hablar de hábitos es adentrarse en el comportamiento profundo de las personas. No son pocos los autores que han teorizado sobre la importancia de...

El auténtico problema de los tres cuerpos: EE. UU, China y Rusia

Un poco de física: el problema de los tres cuerpos En física hay una conocida teoría que dice que es fácil predecir la trayectoria de...
Idiomas