Entendiendo la función de las Fuerzas Armadas

Como profesionales debemos actuar con arreglo a los principios de objetividad, integridad, neutralidad, imparcialidad, confidencialidad, dedicación a nuestro trabajo, transparencia, ejemplaridad, austeridad, accesibilidad, eficacia, honradez y promoción de nuestro entorno cultural y medio-ambiental. Nuestro espíritu debe impulsarnos a obrar siempre bien, sin contentarnos con hacer simplemente lo preciso, con disponibilidad permanente, adaptándonos a las circunstancias concretas de cada momento y realizando nuestro trabajo con la máxima diligencia y puntualidad. También debemos velar por el prestigio de nuestra empresa y por el nuestro propio como empleados de ésta, esforzándonos en que nuestra aportación personal mantenga los mayores niveles de preparación, eficacia, eficiencia y cohesión y así merecer ser seleccionados para los proyectos de mayor importancia.

  
El párrafo anterior podría formar parte de un libro de empresa sobre gestión de recursos humanos, pero está extraído, no literalmente, de las Reales Ordenanza de las Fuerzas Armadas; en concreto de los artículos 5, “Actuación del militar como servidor público”, 14, “Espíritu militar”, 20, “Disponibilidad para el servicio, y 22, “Prestigio de las Fuerzas Armadas”. Todo ello, así como otros artículos de las Reales Ordenanzas de las Fuerzas Armadas, podría perfectamente guiar nuestras vidas para hacernos mejores personas y profesionales, sea cual sea nuestra actividadCreo que en esto consiste la superioridad de los valores militares y el comportamiento que estos acarrean sobre los valores y comportamientos que vemos en otros ámbitos de la sociedad.

El pasado 6 de octubre El Alcázar de las Ideas mantuvo una jornada muy especial en la Base Aérea de Morón de la Frontera. Interesantísima visita desde el punto de vista técnico que, no obstante, no debe ocultar que la mejor lección que aprendimos fue la del espíritu de servicio hacia la sociedad de los militares que componen nuestras Fuerzas Armadas.

La Base Aérea de Morón es una base española  -por tanto,al mando del ejército español-, aunque comparte sus instalaciones con la fuerza aérea estadounidense en beneficio mutuoAquí se  alberga el Ala 11 de Eurofighters Typhoon de última generación  y el 221 Escuadrón con los P-3 Orión que patrullan por el cuerno de África y protegen el tráfico marítimo de la zona frente a los piratas somalíes. La base está rodeada por los pueblos sevillanos de Morón de la FronteraArahal, Utrera y El Coronil, cuya aceptación de la presencia americana es dispar debido a la composición política de sus corporaciones municipales; sin embargo, es curioso que sus munícipes estén deseosos de que los militares americanos también contribuyan al crecimiento económico de estos pueblos.

El personal de la base nos explicó conceptos básicos de la defensa aérea del territorio nacional con los que algunos de nosotros no estábamos familiarizados. La capacidad de defensa rápida se requiere en la parte Sur de la Península, puesto que al Norte se encuentran nuestros socios de la OTAN. Por ello, las Bases Aéreas de Morón y de Los Llanos (Albacete) son piezas básicas de nuestra defensa y, por ende, donde disponemos de varias decenas de aviones Eurofighter, alguno de los cuales siempre puede ponerse en vuelo en un plazo máximo de 15 minutos y otros en un plazo máximo de 60 minutos, con toda la infraestructura material y logística que lo hace posible.

La parte más llamativa de la visita fue, tal vez, la capacidad de formar pilotos Eurofighter nacionales y de otros países de la OTAN en los simuladores de vuelo disponibles en la base, dotados estos no sólo de los necesarios medios materiales, sino, especialmente, de pilotos experimentados que ofrecen su conocimiento como instructores de vuelo. Algunos de nosotros tuvimos el placer de pilotar un Eurofighter desde la tranquilidad de la cabina del simulador y sobrevolar simuladamente territorios que conocemos bien desde tierra.

Como elemento más convencional, visitamos al halconero de la base que, junto con sus 20 halcones, defiende  nuestros aparatos contra el ataque inconsciente de las aves. Contrasta el desarrollo tecnológico de la era digital con la gestión tradicional que se hace de estas aves rapaces para la protección de aparatos que cuestan muchas decenas de millones de euros.

También visitamos el banco de pruebas de los motores del Eurofighter. Aquí se verifica periódicamente el correcto funcionamiento de los motores antes de volverlos a instalar en el aparato. Impresiona la cualificación técnica del personal militar que hace estas funciones para lo reducido de su graduación. Esta circunstancia es muestra de la situación existente en España en la que jóvenes altamente cualificados no encuentran trabajos a la altura de sus capacidades en actividades civiles.

Fue también muy interesante la visita a la torre de control, desde donde pudimos observar los aparatos tanto españoles como americanos que descansaban en las zonas de aparcamiento y donde nos explicaron cómo se vigila el espacio aéreo cubierto por la base.

A muy última hora de la mañana, con los estómagos ya vacíos, pero con nuestro apetito por aprender intacto, visitamos el centro de la Unidad Militar de Emergencias(UME), donde observamos el seguimiento que se hace desde este centro de posibles situaciones de emergencia no sólo en España, sino en cualquier zona del mundo. Su misión es estar preparados y alertas para acudir en ayuda de la población en cualquier situación de emergencia para la que se pueda requerir su apoyo. El personal de la UME siempre está disponible y deseoso de ayudar, aunque este afán de servicio no siempre se ve correspondido como merece.

Como corolario de la visita se nos ofreció una magnífica comida durante la cual pudimos comentar todo lo visto y aprendido durante la jornada. El debate mantenido y dos magníficos libros sobre la historia de la base nos ayudarán recordar este día con la satisfacción de haber podido conocer mejor a los profesionales que nos sirven a todos desde las Fuerzas Armadas con dedicación, profesionalidad, desinterés por sí mismos y, sobre todo, amor a la patria y a lo que ésta significa.

Vista, suerte y al toro.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra Newsletter


Loading

Otros artículos

Más información del autor

El retorno de la inflación

En este mismo blog hablé de los tipos de interés en dos ocasiones, al calor de los bajos niveles históricos que por distintas razones...

La paz justa de Wilson y el Tratado de Versalles de 1919

Cuando se avistaba la derrota de Alemania y sus aliados en los estertores de la I Guerra Mundial, era el momento para establecer las...

No es fácil saber vivir

No es sencillo saber cómo comportarse en sociedad, cómo interactuar con el resto de miembros del grupo, cómo afrontar los malos y los buenos...

China: tecno-socialismo e inteligencia artificial

El buen gobernante es amado y aclamado por sus súbditos.  El gobernante mediocre es universalmente temido.  El mal gobernante es generalmente despreciado. Como carece de credibilidad,...
Idiomas